lunes, 13 de julio de 2009

EL VERANO...



TÓRRIDA TARDE

TRUENO DE CHICHARRAS

TIEMPO DE SIESTA.

14 comentarios:

Liliana dijo...

siesta?.....yo prefiero recogimiento! JAJAJAJAJAJJAAJAJA


por cierto el manicomio está en eso, en recogimiento!


besitodelimón! =)

brujita dijo...

¿Tu lo llamas así?je,je, pues bueno, "cuando tu duermes en tu recogimiento de la tarde" yo lo llamo siesta ja,ja,ja... ¿El manicómio en recogimiento? ¡Eso va a ser que se te ha ido la mano con la medicación .

Besito.

Yuri Zhivago dijo...

Que maravillosa siesta reparadora a los que nos levantamos con el silencio de las agujas en las cinco y cuarto de la mañana.

Liliana dijo...

pues ya ves? ahora tenemos términos nuevos del manicomio:

recogimiento
tacita
.....cuál otro?.....jejejejejeje


besito =)

Rayuela dijo...

Tu haiku y tu foto me recordó mi infancia,cuando escapábamos de la siesta de los mayores a cazar chicharras.

Mil besos!

Eduardo dijo...

Tiempo de siesta, que dulce... que acojedor, en aquellos tiempos frios y lugubres.

cuidate, un abrazo

Ruy dijo...

Escandalosas chicharras.
Tardes tórridas
de tórrido verano.
No hay siestas,
se afanan las hormigas,
guardan el fruto de su trabajo,
amenizado por descuidado canto.

Tu siesta fecunda tus ideas.

Antonio Castellón dijo...

De niño me pasaba igual que a Rayuela: siempre intentaba evitar ese "tiempo de siesta" y escaparme al campo. Lo mío no era exactamente "cazar chicharras", jeje, ya entonces empezaba a buscar sueños en horizontes y rincones varios.

Un besito de... naranja, Brujita.

brujita dijo...

¡Ay Yuri, LAS CINCO Y CUARTO!...A eso le llamo yo madrugar y ser alondra...yo soy un poco buho y hay días que me meto en la cama a la hora que tú te levantas, y eso sin salir de fiesta, me suelo quedar leyendo en la paz de la noche...

Besito.

brujita dijo...

¿Raspadilla? Lady...no te olvides dl granizado je,je

Besito.

brujita dijo...

Si Rayu yo también me dedicaba a "matarlas" a fuerza de alguna que otra escapatoria y travesuras mil.¡Tiempos aquellos!...

Besito.

brujita dijo...

Deliciosas Eduardo, cuando se cumple una edad...pero martirizantes cuando eran obligadas y nunca ansiadas.

Besito.

brujita dijo...

No la hay para las trabajadoras hormiguitas Ruy...pero algún que otro humano las disfruta con o sin chicharras.

Besito.

brujita dijo...

Creo Antonio que a todo niño le resultaba un suplicio obedecer a la temida siesta...eran días en que te querias comer el día a bocados y no perder el tiempo cerrando los ojos con luz del día...

Besito.